El vuelo de la mariposa

20 marzo 2008
Queridos lectores, una nueva gracia se agrega al blog. He decidido que los posts sean musicalizados cuando así amerite la ocasión y por lo mismo los invito a darle play a la canción para acompañar el post.




El pasado fin de semana pude presenciar un regalo de la naturaleza de esos a los que hay que poner atención. El domingo por la mañana se observó cómo volaban decenas de mariposas, poniendo atención vimos que eran de color naranja con negro: sí, definitivamente eran mariposas monarcas. Llevaban rumbo surponiente - nororiente y supongo que por nuestra locación nos tocó un pedazo my pequeño de su ruta.

Lo sorprendente fue ver cómo a pesar del viento, del calor, del sol y demás inclemencias llevaban su rumbo fijo, sin cambios, si el viento las frenaba tomaban fuerzas y continuaban. Hubo un par que de pronto descansaron en el pasto, una de ellas llevaba las alas cerradas, la otra como pudo se las arregló y se la llevó cargando y en menos de lo que nos dimos cuenta estaban de nuevo al vuelo.

En la foto se ve un puntito y así es como se ven, minúsculas y aún así recorren tantos kilómetros.

No pude evitar la reflexión, ¡cómo es posible con ese tamaño, con esa fragilidad logren llegar tan lejos! ¿cómo saben el rumbo que deben seguir? ¿cómo hacen para no desfallecer en el intento? ¡y la forma de ayudarse unas a otras!

Y claro que después de ver tales pruebas de determinación, fortaleza y solidaridad volteo y miro mi entorno, miro mi estado actual y claro que me sacude, que me cae como balde de agua fría.

Estos tiempos que vienen por imposible que parezca vienen más difíciles que los anteriores, y el encontrarme con las mariposas fue lo mejor que me pudo suceder, fue el mejor aprendizaje que pude obtener.

4 comentarios:

Mond dijo...

¡Qué hermoso regalo! Y ¡qué bonito aprendizaje! Son maestras en muchos aspectos, son admirables, tenaces, fuertes... a pesar de ser tan pequeñas y verse tan frágiles.

José Antonio dijo...

Hola Adriana, pasé a visitarte y dejarte mis saludo, esepro todo te vaya bien. Un beso.

La Vo dijo...

echémosle la culpa a la rata china que entró duro este año...

hay tanto que aprenderle a las maripositas

Pleia dijo...

cierto..... y nosotros que nos vemos tan fuertes nos sentimos mas débilesss